viernes, 23 de septiembre de 2011

23.09.2011

Ayer no hubo entrada, intenté escribir algo pero la verdad que no tenía muchas ganas así que para hacerlo mal mejor no hacerlo. Tampoco fue un día muy relevante, después de la ofi tocó ir a llenar la nevera que estaba la pobre para limpiarla, nos hemos aficionado a ir a Lidl, tiene buenos productos y ofertas todas las semanas, lo compramos prácticamente todo: la carne es bastante buena, algo de fruta siempre cae, el bazar cada semana tiene cosas nuevas desde herramientas a ropa y también compramos el pan, lo cogemos calentito y luego lo congeló y tengo para toda la semana.

Hoy ha estado mejor el día, como se nota que es viernes, en el trabajo nos han dado una buena noticia, el lunes viene la chica que estaba de prácticas, le han hecho un contrato de dos semanas para sustituir unas vacaciones, por algo se empieza, la verdad que es majísima y muy trabajadora, me ayudaba un montón y no como el ayudante que me habían puesto esta semana, que por fin me libró de él. Tal y como esta el mercado laboral con la crisis ha tenido mucha suerte que la hayan llamado tan pronto, a la semana de irse, tiene que estar que ni se lo creerá, yo me alegro mucho por ella y para celebrarlo ha tocado shopping, cualquier excusa es buena. Se me han roto mis vaqueros favoritos y la mayoría de mis pantalones han encogido este verano, o he engordado yo no lo tengo muy claro jeje, y antes de ir en chándal al trabajo, que a mi jefe le daría un mal, he tenido que ir a comprar. He estado en H&M donde me probado varios pero no he tenido suerte con las tallas, no conseguía abrocharlos y para uno que me vale es de campana y no me favorece nada. Así que he ido a Mango, que últimamente siempre salgo con algo, y para mi sorpresa tenían pantalones tipo chinos de varios colores por 19,95€ y hasta la 46 de talla, me he llevado uno chocolate y otro negro.