sábado, 4 de noviembre de 2017

Galletas de avena y pepitas de chocolate

Menudo descubrimiento estas galletas, son muy fáciles de hacer y están riquísimas, la receta es de Olga del blog "Mi mejor hornada" si no la conoces te animo a visitar su blog ya seguirla en Instagram porque tiene unas recetas espectaculares.



Para hacer unas 10 galletas necesitamos:
Un huevo
6 cucharadas soperas de copos de avena
3 cucharadas soperas de chips (pepitas) de chocolate
3 cucharadas soperas de azúcar moreno
Una cucharada sopera de aceite de oliva
2 cucharadas soperas de harina integral, yo use de trigo
Una pizca de sal
Una cucharadita pequeña de levadura

Precalentamos el horno a 180º.
En un bol vamos mezclando los ingredientes en el orden que están puestos arriba. Primero el huevo y lo batimos, añadimos los copos de avena, las pepitas de chocolate, el azúcar, el aceite, la harina, la sal y la levadura y removemos bien que se mezclen todos los ingredientes.
Ponemos sobre la bandeja del horno papel sulfurizado o papel de horno y con ayuda de una cuchara vamos cogiendo masa, le damos forma de bolita y al ponerla sobre la bandeja del horno aplastamos y damos forma.
Metemos en el horno a 180º con calor arriba y abajo durante 10 minutos o hasta que estén doradas y las dejamos que se enfríen antes de poner en el plato.



Son unas galletas ideales para hacer con niños ya que se preparan en un momento y son muy fáciles de hacer así que son perfectas para una tarde de lluvia y frío y al hacerlas ellos les parecerán más ricas todavía. También vale para un capricho si no tienes niños, una merienda o desayuno distinto o para sorprender a una visita inesperada.
Llevan azúcar moreno y pepitas de chocolate por lo que sería para hacerlas de vez en cuando no como algo habitual.

¿Te animas a prepararlas?




jueves, 26 de octubre de 2017

Crema de avellanas y cacao casera

La maternidad te hace replantearte muchas cosas, quieres lo mejor para tus hijos y no sólo de darles lo mejor sino de ser mejores nosotros que somos su ejemplo, por eso en casa estamos cambiando hábitos poco a poco. El más importante es la alimentación, comer mejor y más sano, leyendo etiquetas, comer más verduras y fruta, menos procesados (más mercado y menos supermercado) y evitar comer fritos, bollería... Seguir en redes sociales a profesionales como Carlos Ríos con su movimiento Realfooding (come comida real), Aitor Sánchez autor del libro "Mi dieta cojea" o Juan Llorca entre otros nos ha hecho abrir los ojos y ver que no lo estábamos haciendo tan bien como pensábamos.
Lo que más me cuesta es eliminar los dulces, me encanta el chocolate, pero procuro no comprarlos y así no hay tentaciones en casa. De vez en cuando hacemos en casa algún bizcocho o galletas, casero es más sano porque sabes que ingredientes lleva y sin conservantes, colorantes o aditivos pero como llevan azúcar hay que hacerlos con moderación, de vez en cuando. E intentar hacerlos más sanos, sin azúcar, endulzando con dátiles, plátanos maduros...
El 5 de Octubre Cocinando Sabores, desde Instagram, propuso hacer una crema de avellanas y cacao casera sin azúcar y se llenó la red social de cremas caseras con una pinta espectacular, yo participé con  una receta que encontré en la comunidad Realfooding de Facebook de Carlos Ríos y quedó muy rica y es mucho más sana que la comercial.

Sólo necesitas:


100 gr. avellanas tostadas



Medio vaso de leche o bebida vegetal


6 dátiles (remojados previamente en agua templada 30 min.)


3 cucharadas soperas de cacao puro desengrasado en polvo



Un chorrito de AOVE (Aceite Oliva Virgen Extra)


Se machacan un poco las avellanas en un mortero, de pocas en pocas.



Y se meten en la picadora hasta que estén lo más deshechas posibles.




Se añaden los dátiles y volvemos a picar bien.
Se añade la leche y el cacao y volvemos a picar, lo tuve que pasar al vaso de la batidora porque mi picadora es pequeñita, es la de la batidora y no entraba más y se me quedaba en las paredes una pasta y no se mezclaba.
Cuando este todo bien mezclado y quede como una crema echamos un chorrito pequeño de AOVE, volvemos a batir y listo.



Se puede usar ya o meter en la nevera para que se endurezca un poco. En la nevera se conserva muy bien y aguanta varios días.


¿Te animas a probarla?

lunes, 13 de marzo de 2017

Txokolate

Feliz lunes, ya casi ecuador del mes. Siempre digo lo mismo pero el tiempo vuela.
En el I Encuentro de Mamis Blogueras del País Vasco nos tocó una tarde en un txikipark distinto, Txokolate, y me gustaría contarte nuestra experiencía.


No es el tipico txikipark que todos conocemos con piscina de bolas, de hecho no tiene piscina de bolas, sino un txoko, un espacio muy cuidado en pleno Bilbao donde celebrar fiestas de cumpleaños, fiestas infantiles o quedar con los amigos mientras los peques se lo pasan bien.
¿Y si no hay piscina de bolas entonces que hay? pues un tobogán enorme, como una gran montaña donde los niños dejan volar su imaginación, donde hay una cueva, un planetario y unas nubes acústicas. También tiene una zona de lectura, unos disfraces y un espejo con unas sillas (un Beauty Corner) para las más presumidas. No hace falta más, con eso los peques estan entretenidos horas y horas.
Las piscinas de bolas no son muy higiénicas si te paras a pensarlo ya que si algún niño vomita o tiene algún escape de pis o caca no se pueden limpiar bien y de eso se dieron cuenta Natalia y Sonia, las madres emprendedoras que estan detrás de Txokolate y han cuidado hasta el último rincón de su local.
El premio era una tarde de lunes a jueves en Txokolate y ya que tiene aforo para 40 personas y desde que empezó el cole no habíamos visto mucho a la cuadrilla del parque decidimos invitarles e ir todos, en total 10 niños de 2-3 años, un bebe de 9 meses y 14 adultos. Sincronizamos agenda, lo más complicado, y quedamos un jueves que todos podíamos pero al llamar para reservar tenían sesión de fotos y no podía ser. Ya pensaba que tendríamos que volver a mirar que día podiamos todos pero fueron muy majas y me lo cambiaron por el viernes, 10 de febrero madre mía ya más de un mes que fuimos no tengo perdón, ya que en la web no aparecía como ocupado. No me esperaba que me lo fueran a dejar un viernes y justo todos podíamos ese día así que no me lo pense dos veces y lo reservamos.
El sitio es ideal, se nota que esta todo estudiado al milímetro. En la entrada te recibe una pared llena de nubes con percheros situados a todas las alturas para que grandes y pequeños puedan colocar el abrigo.


Y el súper tobogán con la zona de juegos.





Y el planetario.




 Más adelante esta el rincón de belleza y la zona de lectura con los disfraces y algún juguete para los más pequeños.




Cuenta con una cocina con una nevera rosa que es una monada, 2 microondas, lavavajillas, fregadero, cafetera y todo el menaje necesario como para 40 personas, copas, vasos, platos...


En la entrada de los baños, hay 2, hay un lavabo con un espejo con luces led que van cambiando de color que me gusto muchisímo y uno de los baños cuenta con un cambiador que es una monería también con un móvil y hasta pañales por si necesitas.




Nosotros llevamos la merienda ya que cada padre se encargo de llevar una cosa: tortillas, sanwiches, gusanitos, aceitunas,.... Pero me consta que Sonia y Natalia preparan unas fiestas preciosas, cuidadas hasta el último detalle con merienda, tarta, decoración personalizada y hasta detalles para los invitados.

Cuadro del baño

Salimos tanto niños como mayores encantados, nos gusto muchisimo el sitio y pasamos una tarde muy entretenida. Si eres de Bilbao o alrededores y no lo conoces te invito a que eches un vistazo a su web, mires la agenda y pruebes un día, veras como repites. Nosotros esperamos volver pronto.











viernes, 24 de febrero de 2017

I Encuentro Mamis blogueras Pais Vasco

El 15 de enero, ¿en serio ha pasado ya más de un mes?, se celebró el I Encuentro de Mamis blogueras del País Vasco en Bilbao. Nunca se había celebrado nada igual en nuestra ciudad y gracias a Saioa de cuentos de amatxu y a Carolina de dressandsmile fue posible.

 https://laresacadelbebe.files.wordpress.com/2017/01/i-encuentro-mamis-bloggers-del-pac3ads-vasco.jpg?w=584

Se celebró en el Hotel Gran Bilbao y contó con numerosas mamas blogueras y sus familias, porque el evento contaba con sala de juegos para los más pequeños, como Vanesa de la Resaca del bebé; Rut y Eva de Con tigres y leones; Bego de Mi único Norte; Amparo de Educaldia; Verónica de El rincón de Mixka; Leticia de Que viene mamá Pata; Leire de Letras y volteretas, Gurutze y Lukene de Guirnaldas y chocolate; Adriana de Familia con Amor; Nerea de Maripanpoxa; Amaya de Trukitos de amatxu; Cecilia de Mis pies griegos; Jaione de Madre x dos y Ainhoa de Un hogar para mis cositas.

 El encuentro comenzó con una masterclass sobre imagen de marca y visibilidad impartida por Elena e Inés de Kënsla. En ella aprendimos trucos para hacer más visibles nuestros blogs con un ambiente muy distendido y con ejercicios prácticos además regalaron su libro "Reconecta con tu negocio".

Después Marisol de Dr. Browns nos enseño los productos de su marca como biberones anticólicos, chupetes, una nueva línea de cosmética infantil y la leche de continuación de cabra Capricare. Esta última me sorprendió porque no sabía que existía leche en polvo para bebes de cabra.  Fue muy interesante aunque no soy muy partidaria de esos productos, mis hijos no usan chupete ni biberón, y regaló una bolsita con muestras, un biberón anticólicos y un chupete.



A continuación tuvimos un descanso con desayuno gracias a Ciencia y a conciencia que impartieron un taller más tarde.

Después tuvimos la presentación de Txokolate un txoko donde celebrar una fiesta con los peques diferente gracias a dos madres emprendedoras, Natalia y Sonia. Te contaré más detalles sobre este sitio en la próxima entrada porque hemos tenido la suerte de probarlo una tarde gracias al sorteo que realizaron. Nos reímos mucho en el sorteo porque la mano inocente fue Yago, mi hijo, pero no estaba amañado ¿eh? me dio mucha vergüenza pero me hizo muchisima ilusión.

Luego tocó el turno del taller de Guardería Emocional de A Ciencia y a Conciencia donde Leire nos dio unas pautas para educar de forma respetuosa y empática a nuestros hijos.

Fue todo muy interesante, pena que tuve que andar repartiéndome entre las 2 salas porque iba sola con los niños y claro se aburrían y querían ir a la sala de juegos. Allí había juguetes de madera de PaloPalú, globoflexía, pinta caras y juegos gracias a Lekim Animaciones y cuentacuentos en inglés de Caperucita Roja gracias a una profesora de la academia Helen Doron´s language school.

Fue una mañana muy interesante por las charlas y talleres, por poner cara a muchas madres blogueras y una actividad distinta para los niños que salieron encantados con sus espadas de globo y yo con mi bolsa de muestras de Mustela, Babe y un biberon turquesa Twitshake, que estan tan de moda, aparte de mi bolsa de Dr. Browns y mi regalo de Txokolate.







jueves, 16 de febrero de 2017

El amante japonés

Hola. ¿Qué tal estas? Feliz jueves, ya va quedando menos para el finde.
Hoy estoy super feliz porque después de bastante tiempo por fin he conseguido terminarme un libro y retomar así uno de mis hobbies, la lectura.
Llevé a Yago a la biblioteca municipal para que la conociera, cogiera un libro para llevar a casa y que aprendiera a cuidarlo porque hay que devolverlo para que puedan leerlo otros niños. La verdad que le encantó la experiencia, tendrías que haberle visto la cara cuando vio tantos libros juntos, y no sabía cual escoger. Mientras él alucinaba mirando cuentos e intentando elegir uno para leerlo en casa me entretuve mirando las baldas para adultos de alrededor.
Como me gusta esa sensación de acariciar los libros y coger uno al azar, el que me llame la atención. Y el elegido fue El amante japonés de Isabel Allende. Dudé si llevarlo a casa o no pero ya que lo había cogido no pude devolverlo a su estantería.



He tardado un mes en leerlo, ya sabes que no tengo mucho tiempo libre pero aprovechaba las mini siestas de la tarde o mientras le daba el pecho a Gabriel para meterme en esta historia.
Cuando mi marido leyó el titulo le dio la risa floja, la contraportada tampoco ayudó mucho:
"A los 22 años, sospechando que tenían el tiempo contado, Ichimei y Alma se atragantaron de amor para consumirlo entero, pero mientras más intentaban agotarlo, más imprudente era el deseo, y quien diga que todo fuego se apaga solo tarde o temprano, se equivoca: hay pasiones que son incendios hasta que las ahoga el destino de un zarpazo y aun así quedan brasas calientes listas para arder apenas se les da oxígeno."


Pero no es un libro erótico, nada más lejos de la realidad, es la historia de amor entre la joven Alma Belasco y el jardinero japonés Ichimei que te conduce desde la Polonia de la Segunda Guerra Mundial hasta el San Francisco de nuestros días.
La novela comienza en la peculiar residencia de ancianos de Lark House donde Alma trata de ordenar sus recuerdos para su nieto Seth que esta escribiendo un libro. Cuenta con la ayuda de Irina, una trabajadora de la residencia con una historia horrible detrás que no la deja avanzar.
Es una novela que se lee bastante rápido, es de las que engancha y no puedes dejar de leer para ver que pasa a continución. Los personajes estan muy bien descritos y enseguida empatizas con ellos y quieres saber más de sus vidas. La relación entre jovenes y ancianos, las ganas de vivir de la juventud y las ganas de morir en paz de los mayores; La historia de amor tan bien escrita;  Los detalles historicos; problemas actuales como la pornografía infantil... hacen esta historia única.


Es un libro que me ha gustado bastante, no había leido nada de esta autora y me ha sorprendido gratamente. Buscare otros titulos suyos.





sábado, 4 de febrero de 2017

A veces la maternidad me sobrepasa

¡Hola, qué ya estamos en febrero, cómo pasa el tiempo de rápido!
Ya pasaron las Navidades, volvimos a la rutina y hasta hemos pasado el primer virus, un amago de gripe, del año. Y así de repente te paras a pensar y ya estamos en febrero, la víspera de Santa Agueda concretamente.
Dicen que con los años el tiempo pasa más rápido, en mi caso además de por la edad se me va volando desde que soy madre. Leí por las redes sociales la frase: Los días son largos los años cortos. Y que gran verdad, los días y las noches se hacen eternos cuando no puedes descansar y andas corriendo atendiendo a dos pequeñines que te necesitan y demandan atención las 24 horas del día los 7 días de la semana.
Con el primero quitando los tres primeros meses, por los malditos cólicos, no lo pase muy mal o eso se olvida rápido no estoy muy segura, el caso que no recuerdo estar mal ni muy cansada más que al principio. Pero desde que nació el segundo hace poco de 9 meses soy un zombie andante, estoy muerta matada y nunca me he sentido más sola que ahora.
Cuando eres primeriza sientes que te queda grande el papel de madre porque todo es nuevo y desconocido pero vas siguiendo a tu instinto, prueba-error muchas veces, y lo haces genial. Te enfrentas al primer día y su noche correspondiente en casa, al primer baño, la lactancia, la primera papilla, el primer catarrito,... pero sales adelante y aunque tenías miedo de hacerlo mal sale todo maravillosamente y si pasas mala noche a la mañana cuando se duerme aprovechas y te echas tu también un poco porque si no haces la casa no pasa nada ya se hará, y si no hay comida pues te haces un bocata con lo primero que encuentres no pasa nada y si llueve o hace frío pues no se sale que en casa se esta muy bien.
Y entonces como todo va de maravilla decides tener el segundo para que no se lleven mucho, la edad apremia y así pueden jugar juntos piensas, y te creces pensando que lo vas hacer genial porque ya lo has hecho con el primero y ese primer día y su noche no te da miedo, ni ese primer baño y menos ese primer catarrito cuando ya eres una experta con el suero fisiológico y el sacamocos. Enseguida se te bajan los humos, cada niño es distinto y lo que te funcionaba con el mayor a este no le vale, por ejemplo si al primero después de darle el pecho le incorporabas para quitarle los gases a este le gusta más sentado o la lactancia que cada uno se agarra de una manera y succiona diferente. Vuelves a ser primeriza aunque si es cierto que te sientes más segura. La pega es que ya no puedes descansar por la mañana si pasas mala noche porque tienes a otra personita que se quiere levantar, desayunar y jugar contigo. Y si la comida no esta la tienes que hacer porque tu puedes comer lo que sea pero ese pequeñin necesita una comida decente y sana. Y si no te ayudan no descansas y se pasa fatal.
Y es ahí donde me encuentro, no consigo descansar ni de noche ni de día, agotada y con una sensación de soledad, de que me lo he montado fatal. Anime a mi marido a que hiciera un curso por las tardes cuando sale de trabajar porque le iba a venir bien para su futuro; Mis suegros viven al lado pero no puedo contar con ellos porque no les gustan los niños y no se ofrecen para nada tampoco, son de los que te dicen "lo que me estoy acordando estos días que llueve de los niños a la hora del colegio, pobrecitos" pero no vienen para quedarse con el pequeño mientras llevo al mayor; Mis padres viven a 20 min. en metro pero aunque están ya jubilados tienen cosas que hacer y según ellos vivo lejos así que sólo vienen cuando tengo reunión, pediatra o alguna tarde que se aburren y vienen a merendar.
Me pasó todo el día sola con los niños, sin poder descansar ni dedicarme un minuto para mi y aunque son lo más bonito que tengo y los quiero con locura tengo mis momentos negros donde la maternidad me sobrepasa y me siento derrotada, no te cuento las Navidades porque fueron deprimentes. Con lo que me gustan esas fiestas y fueron las peores de mi vida para contarte que en Nochevieja a las 12 de la noche estaba en la cama con mis hijos, solos los 3.
Me desahogo escribiendo esto y se que es algo temporal, cuando pasen unos meses y el pequeño sea un poco más autónomo se que tendré un poco más de descanso y recordare estos momentos no se si con nostalgia porque es verdad que los malos momentos se olvidan, gracias a Dios, y nos quedamos con los buenos, con esas caritas regordetas que te miran con admiración y te sonríen con la sonrisa más bonita que hayas visto nunca o cuando dicen Mama por primera vez y te parece lo más maravilloso del mundo.


martes, 17 de enero de 2017

Ariel 3en1

Feliz año nuevo. ¿Qué tal ha empezado el año? por aquí lo hemos empezado muy tranquilos, estas Navidades hemos aprovechado para disfrutar de los niños y hacer muchos planes aprovechando que hacía muy bueno.
Desde el Club de Embajadoras de Próxima a ti me han dado la oportunidad de probar el nuevo Ariel 3en1 en cápsulas.


Dentro de cada cápsula hay 3 líquidos: detergente (limpia), quita manchas e Iluminador para blanquear la ropa blanca. Se disuelve en la lavadora con programas desde 30º y no deja rastros.
Se coloca en el fondo del tambor de la lavadora, se mete la ropa (mejor separada por colores por si despinta alguna prenda) y se enciende la lavadora en el programa que suelas utilizar habitualmente. Muy sencillo y muy eficaz ya que no hay que estar calculando cuanta cantidad de detergente hay que poner ni llenar ningún tapón que nunca sabes si la cantidad es correcta y siempre se me derrama algo.
La verdad que me han sorprendido gratamente, se nota la ropa más blanca y con un olor muy agradable y duradero.
Se nos ha puesto un poco de humedad en la habitación, ya te contare más tranquilamente porque me tiene aburrida el tema, y al sacar la ropa de invierno cual es mi sorpresa al ver que la ropa que el año pasado no me puse por estar embarazada tiene manchas de humedad, sobretodo las camisetas blancas interiores que se han quedado amarillentas. Las he lavado con Ariel 3en1 y no sólo se ha quitado lo amarillento sino que están más blancas y huelen genial.
Lo negativo que le veo es el precio, sale más caro que un detergente liquido al uso, 10,24€ el envase de 27 lavados aunque lo he visto de oferta en varios sitios (como la segunda unidad al 50% en Eroski) por lo que es una buena oportunidad para comprarlo.
Otra pega que le veo es que aunque lleve quitamanchas no es 100% efectivo, algunas manchas como las de puré de frutas de los niños no se quitan sin frotar primero.
¿Conocías este detergente?, ¿cúal utilizas tú?