lunes, 13 de marzo de 2017

Txokolate

Feliz lunes, ya casi ecuador del mes. Siempre digo lo mismo pero el tiempo vuela.
En el I Encuentro de Mamis Blogueras del País Vasco nos tocó una tarde en un txikipark distinto, Txokolate, y me gustaría contarte nuestra experiencía.


No es el tipico txikipark que todos conocemos con piscina de bolas, de hecho no tiene piscina de bolas, sino un txoko, un espacio muy cuidado en pleno Bilbao donde celebrar fiestas de cumpleaños, fiestas infantiles o quedar con los amigos mientras los peques se lo pasan bien.
¿Y si no hay piscina de bolas entonces que hay? pues un tobogán enorme, como una gran montaña donde los niños dejan volar su imaginación, donde hay una cueva, un planetario y unas nubes acústicas. También tiene una zona de lectura, unos disfraces y un espejo con unas sillas (un Beauty Corner) para las más presumidas. No hace falta más, con eso los peques estan entretenidos horas y horas.
Las piscinas de bolas no son muy higiénicas si te paras a pensarlo ya que si algún niño vomita o tiene algún escape de pis o caca no se pueden limpiar bien y de eso se dieron cuenta Natalia y Sonia, las madres emprendedoras que estan detrás de Txokolate y han cuidado hasta el último rincón de su local.
El premio era una tarde de lunes a jueves en Txokolate y ya que tiene aforo para 40 personas y desde que empezó el cole no habíamos visto mucho a la cuadrilla del parque decidimos invitarles e ir todos, en total 10 niños de 2-3 años, un bebe de 9 meses y 14 adultos. Sincronizamos agenda, lo más complicado, y quedamos un jueves que todos podíamos pero al llamar para reservar tenían sesión de fotos y no podía ser. Ya pensaba que tendríamos que volver a mirar que día podiamos todos pero fueron muy majas y me lo cambiaron por el viernes, 10 de febrero madre mía ya más de un mes que fuimos no tengo perdón, ya que en la web no aparecía como ocupado. No me esperaba que me lo fueran a dejar un viernes y justo todos podíamos ese día así que no me lo pense dos veces y lo reservamos.
El sitio es ideal, se nota que esta todo estudiado al milímetro. En la entrada te recibe una pared llena de nubes con percheros situados a todas las alturas para que grandes y pequeños puedan colocar el abrigo.


Y el súper tobogán con la zona de juegos.





Y el planetario.




 Más adelante esta el rincón de belleza y la zona de lectura con los disfraces y algún juguete para los más pequeños.




Cuenta con una cocina con una nevera rosa que es una monada, 2 microondas, lavavajillas, fregadero, cafetera y todo el menaje necesario como para 40 personas, copas, vasos, platos...


En la entrada de los baños, hay 2, hay un lavabo con un espejo con luces led que van cambiando de color que me gusto muchisímo y uno de los baños cuenta con un cambiador que es una monería también con un móvil y hasta pañales por si necesitas.




Nosotros llevamos la merienda ya que cada padre se encargo de llevar una cosa: tortillas, sanwiches, gusanitos, aceitunas,.... Pero me consta que Sonia y Natalia preparan unas fiestas preciosas, cuidadas hasta el último detalle con merienda, tarta, decoración personalizada y hasta detalles para los invitados.

Cuadro del baño

Salimos tanto niños como mayores encantados, nos gusto muchisimo el sitio y pasamos una tarde muy entretenida. Si eres de Bilbao o alrededores y no lo conoces te invito a que eches un vistazo a su web, mires la agenda y pruebes un día, veras como repites. Nosotros esperamos volver pronto.











No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada