jueves, 16 de febrero de 2017

El amante japonés

Hola. ¿Qué tal estas? Feliz jueves, ya va quedando menos para el finde.
Hoy estoy super feliz porque después de bastante tiempo por fin he conseguido terminarme un libro y retomar así uno de mis hobbies, la lectura.
Llevé a Yago a la biblioteca municipal para que la conociera, cogiera un libro para llevar a casa y que aprendiera a cuidarlo porque hay que devolverlo para que puedan leerlo otros niños. La verdad que le encantó la experiencia, tendrías que haberle visto la cara cuando vio tantos libros juntos, y no sabía cual escoger. Mientras él alucinaba mirando cuentos e intentando elegir uno para leerlo en casa me entretuve mirando las baldas para adultos de alrededor.
Como me gusta esa sensación de acariciar los libros y coger uno al azar, el que me llame la atención. Y el elegido fue El amante japonés de Isabel Allende. Dudé si llevarlo a casa o no pero ya que lo había cogido no pude devolverlo a su estantería.



He tardado un mes en leerlo, ya sabes que no tengo mucho tiempo libre pero aprovechaba las mini siestas de la tarde o mientras le daba el pecho a Gabriel para meterme en esta historia.
Cuando mi marido leyó el titulo le dio la risa floja, la contraportada tampoco ayudó mucho:
"A los 22 años, sospechando que tenían el tiempo contado, Ichimei y Alma se atragantaron de amor para consumirlo entero, pero mientras más intentaban agotarlo, más imprudente era el deseo, y quien diga que todo fuego se apaga solo tarde o temprano, se equivoca: hay pasiones que son incendios hasta que las ahoga el destino de un zarpazo y aun así quedan brasas calientes listas para arder apenas se les da oxígeno."


Pero no es un libro erótico, nada más lejos de la realidad, es la historia de amor entre la joven Alma Belasco y el jardinero japonés Ichimei que te conduce desde la Polonia de la Segunda Guerra Mundial hasta el San Francisco de nuestros días.
La novela comienza en la peculiar residencia de ancianos de Lark House donde Alma trata de ordenar sus recuerdos para su nieto Seth que esta escribiendo un libro. Cuenta con la ayuda de Irina, una trabajadora de la residencia con una historia horrible detrás que no la deja avanzar.
Es una novela que se lee bastante rápido, es de las que engancha y no puedes dejar de leer para ver que pasa a continución. Los personajes estan muy bien descritos y enseguida empatizas con ellos y quieres saber más de sus vidas. La relación entre jovenes y ancianos, las ganas de vivir de la juventud y las ganas de morir en paz de los mayores; La historia de amor tan bien escrita;  Los detalles historicos; problemas actuales como la pornografía infantil... hacen esta historia única.


Es un libro que me ha gustado bastante, no había leido nada de esta autora y me ha sorprendido gratamente. Buscare otros titulos suyos.





No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada