sábado, 20 de abril de 2013

El Cuento Número Trece

Feliz sábado. Por fin llego el fin de semana, aprovechadlo que por lo menos no llueve.
Estos días hay cambios bruscos de tiempo, que lo mismo hace sol y 20 grados que hay 12 y llueve, y así una no sabe que ponerse por las mañanas. Lo que me recuerda que tengo que ordenar el armario, quitar la ropa de más abrigo e ir sacando ya cosas más de entretiempo. Estos cambios también me dejan muy cansada, llevo unos días que no tengo fuerzas para nada, necesito unas vacaciones.
En mi última visita a la biblioteca me tropecé con “El cuento número trece” de Diane Setterfield y se vino conmigo a casa.
En la contraportada de la primera novela escrita por la autora pone:
Entre mentiras, recuerdos e imaginación se teje la vida de la señora Winter, una famosa novelista ya muy entrada en años que pide ayuda a Margaret, una mujer joven y amante de los libros, para contar por fin la historia de su misterioso pasado.
"Cuénteme la verdad", pide Margaret, pero la verdad duele, y sólo el día en que Vida Winter muera sabremos qué secretos encerraba El cuento número trece, una historia que nadie se había atrevido a escribir.

 http://2.bp.blogspot.com/-TsGoklbkiuk/T7r3DsjOJKI/AAAAAAAAACI/i1uG5Y0GH_c/s1600/origel20oygbyxwqgwcpmdnajbqwpkwga.jpg

Al empezar a leerlo tuve la sensación de que ya lo había leído hacía tiempo pero como no me acordaba muy bien seguí leyendo.
Es de los libros que una vez te metes en la historia no puedes dejar de leer, quieres saber más y más. Me lo llevaba todas las mañana para leer en el metro y alguna vez al levantar la vista me he cruzado con la mirada divertida de la persona que estaba sentada enfrente mío, a saber que cara estaba poniendo tan metida en la historia como estaba.
Al principio con tanto detalle es un poco lento y pensaba que no me iba a gustar pero en cuanto le cogí el hilo a la historia no podía soltar el libro.
El libro viene con una cinta de raso granate cosida a modo de marcapáginas, me parece una idea genial así no se te pierde y queda muy elegante para leer en el metro o en el autobús.

5 comentarios:

  1. hola, lo lei hace algunos años, y no lo recuerdo muy bien, solo tengo la sensacion de que me gusto, pero que no es para repetir....

    un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo sin darme cuenta he repetido jejeje pero me ha gustado. Un beso

      Eliminar
  2. Respuestas
    1. Pues te animo a leerlo haber si te gusta. Un beso

      Eliminar
  3. Nunca lo he leído pero está en mi lista de futuras lecturas. Siempre me ha llamado la atención en los escaparates.
    Besos

    ResponderEliminar